Posteado por: administrador | 24/08/2010

EL ORIGEN DE LA VERDAD

Nuestro mundo, nuestra realidad y nuestra verdad ha sido creada y alimentada a través de los años de nuestra corta, mediana o larga vida, por lo que hemos visto, por lo que hemos vivido y por la información que nos han hecho llegar.

La opinión pública, aquello que mayoritariamente una población acepta como verdad, también se ha formado por la información que ha recibido con los años o en corto tiempo, si se tratase de algún acontecimiento nuevo.

Esa información permanente va creando paradigmas que una inmensa mayoría de personas aceptan como lo correcto o como debe ser la verdad. Y está bien, porque aunque esos paradigmas fueran incorrectos y esa verdad fuera una mentira, las masas no tendrían por qué saberlo, si lo que ha alimentando sus mentes es información equivocada.

Una forma de entender ésto que les digo, es trasladar eso a un sistema mecánico como un computador, o mas bien a determinado programa, por ejemplo una hoja de cálculo tipo excel. Los cálculos que obtendremos serán reales solo si las fórmulas y los datos con los que alimentemos nuestra hoja son igualmente los correctos, de lo contrario los resultados (aunque los diga un computador) son erróneos.

Exactamente igual es nuestra vida y nuestra opinión sobre las cosas. Muchas veces sostenemos una discusión sobre algún tema y crees tener la razón, pero la otra persona defiende su punto de vista y también cree tener la razón. Y la verdad es que ambos, aunque defiendan posiciones distintas tienen la razón.

Por eso es que cuesta demasiado llegar a consensos de opinión y en política cuesta tanto poner de acuerdo a las partes, ya que finalmente todas las posiciones (por distintas que sean) están en lo correcto, entendiéndose claro que esa afirmación es válida desde el punto de vista de que ambos tienen una realidad y una verdad distinta previamente formada en sus mentes, por el tipo de información que han recibido.

Hablando de lo mismo, pero en un contexto global o mundial, igualmente nuestro criterio sobre las cosas es el resultado de lo que hemos visto, de lo que nos han enseñado y de lo que a diario leemos en los medios de comunicación. No tendría uno por qué cuestionarse esto, pero ¿ que tal si lo que has recibido o lo que has leído, no fuera verdad ?

Sabemos que desde siempre, quien ha impuesto las cosas es el más fuerte. Eso es lógico puesto que el débil no tendría forma de imponerse  al fuerte, es decir que quien ha creado la realidad, los paradigmas o lo que en mayoría es aceptado como verdad o como correcto en éste mundo, nos ha llegado del fuerte o de los fuertes.

Entender esto es apenas un primer y pequeño paso que debemos dar en nuestras vidas antes de poder conocer nuevas informaciones que vendrán a contradecir ese cúmulo de información que desde siempre ha sido depositado y cuyo resultado es lo que hace que hoy seamos  lo que somos y pensemos como pensamos.

Un ejemplo para entender bien el concepto que les trato de hacer comprender podría ser nuestra vestimenta, las modas.  Si ves una película como “la Biblia”, notarás como no existía una diferencia  marcada entre lo que usaban hombres y mujeres, pero con el pasar del tiempo se fue marcando o creando paradigmas que hoy nos dicen como es aceptado que se vista un hombre y como debe vestir una mujer.

Pero si alguien se sale de ese o esos conceptos paradigmáticos, entonces inmediatamente será catalogado de loco, de raro o de muchos otros adjetivos ¿ por que ?. Lo mismo ocurre con nuestro concepto de Dios, de la religión, de los sistemas políticos etc., hoy creemos y opinamos, y aceptamos cosas porque nos han hecho pensar de determinada forma y ( repito ) ese acondicionamiento mental necesariamente lo hemos heredado del más fuerte.

Quizá alguien se podría molestar tratando de aceptar esto, puesto que podría sentir que esto que les digo es un menosprecio a la inteligencia individual y a la capacidad de razonar para poder darse cuenta si algo es verdad o mentira, pero para poder escoger, tendríamos que tener al frente las dos opciones, la verdad y la mentira, ¿ o no ?  Si tan sólo nos han puesto la mentira siempre pero nos la han presentado como la verdad, entonces lo que de repente se salga de ese gran paradigma que nos han establecido, lo vamos a rechazar y lo vamos a catalogar dentro del grupo de la mentira.

Esto lo he podido comprobar recientemente, y en todo tipo de personas, con educación superior, personas de éxito en sus campos, y con personas con un menor grado académico también, es decir que, no es un asunto de estudio el poder ver un poco más allá de lo que normalmente hemos visto.  Sin embargo, también he comprobado que hay muchísimas personas, de distintas edades, sexos, religiones y educación que hoy están aceptando todo esta realidad y que se han avocado a buscar la verdad, no la que otros quieren que aceptemos como tal, sino la verdad real, la verdad que ha estado oculta por mucho tiempo pero a la que hoy tenemos acceso y que podemos ir descubriendo, asimilando y aceptando como verdad.

En esa búsqueda podremos encontrar verdades pero también podríamos encontrar mentiras y ficción, y ahora si, es necesario profundizar en cada punto, retroceder en la historia, revisar información, leer opiniones y sólo así, utilizando nuestra inteligencia y sentido común, establecer una verdad.

La globalización, aunque a muchos les moleste mi opinión, simplemente ha sido una forma más de sometimiento, una forma sutil de hacernos seguir viviendo en una mentira global aunque pueda resultar beneficiosa en algunos aspectos.  Hoy por hoy, están sucediendo cosas en el mundo que nos debería tener a todos en un estado vigilante y sacar parte de nuestro tiempo para buscar esa verdad, ya que los conflictos entre naciones y la intervención de las potencias en éstos conflictos, pueden desencadenar en una tercera guerra mundial, que podría además ser fatal para el futuro de la humanidad, ya que el tipo de armas de destrucción masiva que el hombre ha creado y que hoy las potencias poseen, no son esperanzadoras y más bien apuntan a que la destrucción del planeta y de todas las especies es lo que estaría en peligro.

Los pueblos y las naciones del mundo ansían la paz, los seres humanos (por raciocinio y lógica) no queremos morir y mucho menos como victimas de una guerra. Los actores de éstas, ejecutan ordenes y disparan contra otros seres humanos porque creen que luchan por conseguir la paz y salvaguardar la democracia, pero lo hacen y piensan así porque de previo han sido adoctrinados para creer en eso, aunque no sea la verdad.

Para que el mundo entero algún día pueda vivir en verdadera paz, y se acaben las guerras, es necesario que la verdad llegue hasta los soldados. Ellos son los que algún día en forma masiva pueden detener todo esto, cuando un día se inicie la cadena y comiencen a desobedecer las ordenes y digan : ¡ LO SIENTO SEÑOR, NO VAMOS A OBEDECER ESA ORDEN, NO VAMOS A DISPARAR !

¡ Que belleza sería llegar a ver ese día ! y quizá así sea, pero quienes no estamos enlistados en esos ejércitos, tenemos que hacer nuestra parte. Tenemos que poner nuestro grano de arena también, es decir que a nosotros nos toca buscar la verdad y darla a conocer a la mayor cantidad de personas a las que le podamos llegar, para que por medio de un efecto domino, en algún momento esa verdad llegue hasta los soldados y estos puedan llegar a decir ese ansiado : ¡ LO SIENTO SEÑOR !


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: