Posteado por: administrador | 31/07/2010

PODER FORMAL ES DISTINTO A PODER REAL -Parte2-

Pero el poder real es aquél que de manera menos visible, planifica y decide qué va a ocurrir cuándo, dónde, y quienes lo ejecutarán.

Una secta secreta de los Iluminati llamada “Skull & Bones” es a la que muchas de estas figuras influyentes de CFR pertenecen, que va desde presidentes de EE.UU, como George W. Bush, su padre George H. W. Bush, o William Howard Taft, hasta jueces de la Corte Suprema, pasando por hombres de negocios, y senadores como John Kerry; el cual se postuló a presidente en 2004.

A cada nuevo presidente alguien le estudia su linaje, e invariablemente, llegan a la reina de Inglaterra, quien es considerada la iluminada de los Iluminatis y debe aprobar estos nombramientos. Barack Obama no está donde está por casualidad o por buen político, fue escogido por este grupo de poder, por tener un parentesco con George Bush y con Richard Cheney, y porque evidentemente su origen afroamericano haría pensar al mundo que esa elección simbolizaba el fin de una era de racismo y la esclavitud que el racismo representó, pero quizá más bien signifique el regreso de la esclavitud. Obama es aristocracia Illuminati, su aparición de “ningún lado” y la subsecuente rápida ascensión al frente de la línea política no son coincidencia.

En Bearch Grove Virginia, en el mayor de los secretos, existen grandes campos de concentración capaces de albergar a millones de personas, y la pregunta lógica es ¿para qué?

Austan “EL Demonio” Goolsbee, Asesor Superior de Economía del candidato Barack Obama, es miembro de la super secreta sociedad Skull and Bones, en la universidad de Yale, de la cual George HW Bush, George W. Bush y John Kerry son también miembros.

En una reciente conferencia en Montreal bajo los auspicios del muy influyente Consejo de Relaciones Exteriores estadounidense ( CFR ), el geoestratega Brzezinski refrenda sus preocupaciones sobre el “despertar político global” cuando el modelo de la globalización –del que poco se sabe pero que él fue su verdadero creador en la década de los 70– pareciera que se derrite apresuradamente y que anticipamos como ” desglobalización”.

Recordemos que ya les había hecho la comparación de todo esto ( geopolítica ) con un juego de ajedrez ó un juego de monopoly, donde siempre habrán otros actores o contrincantes y además siempre habrán factores externos y ajenos que no han podido controlar y que los obliga constantemente a tomar decisiones y cambiar las acciones.

Después de arremeter contra Brzezinski (“cofundador de la Comisión Trilateral” junto al banquero David Rockefeller y su empleado Henry Kissinger), Paul Joseph Watson, feroz comentarista del portal Prison Planet.com (19/5/10), considera que los lamentos del super estratega Brzezinski en Montreal, constituyen el diagnóstico del impedimento para la formación del “gobierno mundial” ó nuevo orden mundial como se le conoce. Recomendamos las producciones de Alex Jones, sobre este tema.

Ahora resulta que las “elites globales” se desgarran a consecuencia de que ya no saben ni pueden controlar a sus Frankenstein financieros que, a estas alturas, ya no puede resolver siquiera, como antaño, la declaración de una nueva guerra mundial por el sionismo financiero global, como ha dejado entrever entre líneas la “nueva doctrina militar”–más diplomática y menos bélica– del presidente Obama expuesta en West Point.

A propósito, cabe señalar las lamentaciones bélicas de Israel sobre la nueva doctrina Obama que no favorece más a sus intereses unilaterales (Debka, 1/6/10).

Watson puntualiza las dubitaciones estratégicas de Zbigniew Brzezinski, quien apuntó que el liderazgo político global se volvió “mucho más diversificado, a diferencia de lo que acontecía relativamente en forma reciente” cuando China ha emergido como potencia geopolítica, mientras el liderazgo global del G-20 ” carece de unidad interna con varios de sus miembros en antagonismo bilateral”.

Paso a explicar esto de los grupos o bloques de países. Por un lado está el G-5 (Brasil, China, India, México y Sudáfrica ). El G-7 lo componen (Alemania, Canadá, EE.UU., Francia, Italia, Japón y Reina Unido ) El G-8 es el G-7+Rusia que se separó del BRIC (Brasil, Rusia, India, China)

El G-20 es en realidad un bloque eminentemente economicista, aglutina al fenecido G-7 (ahora G-8) + G-5 + Arabia Saudita, Argentina, Australia, Indonesia, Rep.de Corea, Turquía y la Unión Europea (como un solo bloque)

No se concretó el “gobierno mundial” de la Comisión Trilateral encabezada por la tripleta Brzezinski-Rockefeller-Kissinger, pero Zbigniew Brzezinski tampoco pudo seducir a China para incrustarla artificialmente al mortinato G-2, que obviamente hubieran controlado tras bambalinas las mismas ” elites” occidentales. Mucho menos ha sido solución la implantación anglosajona del G-20, como ha sido notorio en sus tres recientes cumbres estériles, donde la dupla EU-Gran Bretaña ha pretendido sujetar al BRIC.

Sin contar la deslumbrante revuelta del BIT (ver Geoeconomía Mensual en El Financiero, 24/5/10) –dos de ellos miembros del G-20–, que epitomiza el rechazo al apartheid nuclear de parte del G-15 (núcleo del resucitado Movimiento de No Alineados que hoy cuenta con 118 países), se ha acelerado la pérdida de control unipolar estadounidense. Los 15 principales países del Grupo G-15 (NO ALINEADOS) son : Algeria, Egipto, Kenya, Nigeria, Senegal, Zimbabwe, Chile, Perú, Jamaica, Venezuela, Indonesia, Irán, Malaysia, Sri Lanka y Cuba.

Durante un ciclo de mesas de análisis sobre economía mundial del siglo XXI, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM: entre el G-2, (EE.UU. y Gran Bretaña ) que no pudo imponer, y el disfuncional G-20 de objetivos encontrados, pareciera que EEUU se ha quedado solo y sin mando y se sospecha que intente tomar ese mando por la vía de la fuerza.

A juicio de Paul Joseph Watson, la agenda unipolar del “gobierno mundial parece derrumbarse en todos los frentes” y coloca en relieve una frase de Brzezinski que explaya el surgimiento de un factor significativo: “por primera vez en la historia el género humano está despierto (sic) políticamente –una nueva realidad– como no había estado antes”, ¡pues qué bueno! ¿O no?

Ahora, según Brzezinski, la gente en todo el mundo está consciente de las ” inequidades globales, desigualdades, explotación y falta de respeto”. ¿Se volvieron marxistas los globalistas unipolares? ¿Se asentará por fin el manto de “conciencia universal” que envuelve a la biosfera, el maravilloso concepto (r)evolucionario del jesuita paleontólogo Teilhard de Chardin?

Brzezinski advierte que el género humano no nada más está “despierto”, sino “agitado”, y que dicha “combinación”, con una elite fracturada, “hace más difícil el contexto según los planes originales para cualquier gran potencia, incluyendo a EEUU, la principal del mundo”.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, Brzezinski exhibió que aún padece la nostalgia conceptual por el “gobierno mundial”, tarea que, a su juicio, no cumple la ONU.

Watson rememora una frase indeleble de Brzezinski en su libro de 1970 “Entre dos épocas: el papel de EEUU en la era tecnetrónica” :  -la era tecnetrónica implica la aparición gradual de una sociedad más controlada (¡súper click!). Tal sociedad sería dominada por una elite (click), sin restricciones por los valores tradicionales. Pronto será posible asegurar una vigilancia casi continua sobre cada ciudadano (click) y mantener al día expedientes completos (click) que contengan su más íntima (click) información personal. Estos expedientes serán sujetos a la recuperación instantánea (click) por las autoridades-.  Y muy posiblemente ese objetivo lo han logrado con las redes sociales, pero quizá no pensaron nunca que también las redes sociales podrían llegar a ser soga para su propio pescuezo.

Cuarenta años después al orwellianismo tecnetrónico de Zbigniew Brzezinski, ¿no alcanzó, acaso, la sociedad occidental tales objetivos de íntima vigilancia ciudadana? Brzezinski es débil en semiótica: un “ciudadano” (que alcanza las alturas semánticas durante la revolución francesa) es un citadino con obligaciones y derechos, mientras que en la neoesclavitud tecnetrónica el llamado “ciudadano” cesa de existir al carecer de elementales derechos y al ser transformado antibiológicamente en un ser controlado y explotado para la lúdica productividad neoliberal.

El emancipado “ciudadano” es ante todo un ser biológico con aliento de libertad: requisito doblemente genético y adquirido que no puede cumplir la sociedad tecnetrónica de la comisión trilateral que no entendió que el ” despertar político” es inherente a la naturaleza humana. Pero en el buen entender, y en lo que coinciden muchos autores es que la “tecnetronía” suponía un ciudadano controlado casi como si le hubieran instalado un “chip” en su cerebro. Y claro que el padre de la “globalización”, nunca revelará la estrategía usada durante todos estos años para dominar a las masas.

El secreto claro está, ha sido “en todo”, la música, la publicidad, las noticias, la ropa, las modas, las comidas, la televisión, el cine etc., así es como prácticamente hoy tienen casi controladas a las masas que sin darse cuenta sirven a los iluminatis  y que en una inmensa mayoría hoy han sido esclavizados por ellos, al punto que ni teniendo la verdad de frente, ni enseñándoles las pruebas, podrán creer en esto, y la pregunta obligada es ¿Cuál es el objetivo de una vida sin libertad?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: