Posteado por: administrador | 20/07/2010

HAARP -un arma geofísica, ¿ aún sin probar ?-

Resulta evidente para los americanos de todo el continente, y para quienes somos un poco curiosos, que algo raro está pasando últimamente y que los Estados Unidos de Norteamérica y su presidente Barack Obama (como máximo jefe de todas las fuerzas armas) tienen algo muy grande en mente.

Hay coincidicias y hechos que hablan por si solos, algunos ya conocidos y otros que se mantienen aún ocultos pero que como dice el dicho “entre cielo y tierra, no hay nada oculto”.

El derrame de petróleo en el golfo de México, aunque podría ser un accidente, también podría haber sido provocado.

Se da una movilización importante de buques de guerra hacia Costa Rica, en donde viene un buque hospital, se refuerza la presencia militar en Curazao y otros puntos del Caribe, se instalan siete bases militares en Colombia, se desplaza un segundo buque hospital un poco más al norte, cerca de las costas de Nicaragua,etc. y se ofrece al mundo una justificación absurda de que se trata de ayuda en la lucha contra el narco.

Por otro lado, se pide autorización a los países centroamericanos para que un avión de la NASA sobrevuele toda la región “un avión tipo P-3 de la Armada de los Estados Unidos de América” y que “supuestamente” da apoyo a los vuelos de los transbordadores de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio”, en el programa a desarrollarse de julio hasta el 31 de diciembre del 2010.

Coincidiendo precisamente con las fechas en que se solicitó el ingreso de las tropas a nuestro país, tiempo mismo que los aviones están autorizados a sobre volar nuestro espacio aéreo también. No existe fecha específica para los sobrevuelos de la NASA, pues está relacionada con las condiciones meteorológicas existentes en el área para poder hacer el supuesto estudio correcto.

Hay quienes nos advierten : “Este es el proyecto HAARP de los Estados Unidos, después que pase este avión por Centro América van a ocurrir problemas de salud y fenómenos ambientales. Este es un experimento de los gringos y nosotros somos los conejillos de india”.

Este es un verdadero peligro para todos los Centroamericanos ya que esta probado que los norteamericanos usan químicos como aluminio inyectando en sus motores para enfermar a poblaciones como experimentos de guerra. Además, hay un proyecto que se llama HAARP en el cual aviones usan químicos para alterar las nubes y así las precipitaciones atmosféricas del planeta. Hace unos meses atrás otro equipo estuvo en las costa del pacifico Nicaragüenses haciendo investigaciones”.

Era casi obvio que yo no podría quedarme hasta aquí, y que me adentraría a investigar lo que es HAARP.

Oficialmente es tan solo un de tantos proyectos científicos que desarrolla la NASA como contribución a la ciencia pero que no tiene fines bélicos, pero extraoficialmente lo que se conoce es algo muy distinto.

Ciertamente algo de base científica asoma en todo este asunto, HAARP con sus cientos de millones de vatios de potencia y antenas se puede considerar como un verdadero “calefactor” de la alta atmósfera, provocando una tremenda ionización que puede acarrear consecuencias imprevisibles, y que gracias a su efecto “espejo” podría dirigir sus efectos hacia cualquier zona del planeta. Estaríamos hablando de un nuevo tipo de arma, capaz de intensificar tormentas, prolongar sequías, sobre territorio de un supuesto enemigo, y perjudicándolo sin que este se diera cuenta sin más, pero que aún no se ha probado en la practica y no se conocen los efectos ni el alcance de zonas afectadas, cercanas y no tan cercanas a un posible blanco… ¿ ficción ?.

El proyecto es tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen un sinfín de ventajas de carácter científico, geofísico y militar, pero sus detractores están convencidos de que podrían tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera, hasta la manipulación de la mente humana.

El científico Nick Begich junto a la periodista Jeanne Manning realizaron una profunda investigación sobre le tema fruto del cual vio la luz el libro “Angels don’t play this harp” (Los ángeles no tocan esta arpa),en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis, una de ellas es que de ponerse en marcha dicho proyecto podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares.

De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecológicas potencialmente devastadoras, y advierte :

“Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior. Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes… La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. El proyecto será probablemente “vendido” al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono”.

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: “HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos”.

Hoy muchos científicos e investigadores han revisado evidencias y afirman que el terremoto de Haití, el de China hace 2 años y el huracán Katrina han sido provocados por HAARP.

Mis amigos, conciudadanos y habitantes del mundo, yo aprecio la vida y la vida de todo ser viviente creado por Dios y no quiero ser objeto ni victima de ninguna guerra, ni armada con rifles y misiles, y mucho menos de una guerra con armas nucleares, químicas, o lo que sería en este caso “armas geofísicas”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: