Posteado por: administrador | 17/07/2010

Cuando se rompe el hilo… se escapa la paloma.

En mis años de colegio, nunca me cayeron muy bien las letras. Estudios Sociales fue la que más me costó porque en ese entonces no entendía la razón ni veía la utilidad de aprenderme fechas y saber de guerras, pero hoy valoro tanto lo que obligadamente tuve que aprender y ahora entiendo la importancia de la historia para entender el presente.

Hay cosas que no cambian con el transcurso de los años, el hombre sigue siendo hombre y conserva todos sus defectos intactos a pesar de todo el desarrollo en ciencia y tecnología.

La Humanidad en su historia, acumula un enorme record de guerras y conflictos, muchos regionales pero dos grandes acontecimientos que se les ha denominado “Guerra Mundial”, por las dimensiones, por la gran cantidad de países que se vieron involucrados y por la enorme cantidad de daños y muertes que dejaron como saldo. Más de setenta millones de personas muertas entre estas dos guerras, pero victimas reales seguramente que muchísimos millones más.  Lo triste es reconocer que a pesar de tanta destrucción y tanta muerte, lo único bueno de esas guerras fue el final, aunque pareciera que la mayor parte de Europa reaccionó positivamente, reconstruyeron sus países, dejaron de pensar en conquistar al vecino y han buscado los mecanismos políticos para mantener economías bastante sanas y que sus pobladores vivan vidas dignas y estables.

Un detalle importante aquí, es tener claro que para los americanos de todo el continente, las secuelas de dichas guerras mundiales fueron pocas, porque las batallas se libraron siempre en tierras lejanas, pero quizá hoy América sería otra si hubiéramos sido el escenario de tan crudas batallas. Quienes ya lo vivieron, pareciera que alguna lección aprendieron y los aires imperialistas de muchas de esas naciones quedan hoy para la historia nada más.

Mientras escribía esta reflexión, me puse a pensar en cual fue el verdadero detonante para que se dieran estas dos guerras. En la primera el asesinato de un duque en Austria inició todo, reclamos, pequeños brotes y batallas entre rusos, alemanes y franceses, después Turquía, Italia y Rumania hasta que aparece en escena los EEUU y el resto es historia.  Un detalle curioso y que vale la pena nombrar es como un país como Turquía se involucra en esta guerra. Sencillamente porque acoge en sus aguas territoriales dos barcos de guerra alemanes.

La segunda guerra mundial, vuelve a tener el mismo escenario, Europa. Una crisis económica mundial, provoca que Hitler se aproveche de eso y de inicio a todo un plan de conquista y expansión que anticipadamente había escrito en un libro, pero que tiene un detonante antes de la intervención de los EEUU, y fue el ataque a las bases norteamericanas de Pearl Harbor, misma que hizo pensar a Hitler que los EEUU podían ser presa fácil y Alemania le declara la guerra. Una guerra que duró más de seis años hasta que se logra la paz y como consecuencia de eso nace la Organización de las Naciones Unidas ONU como una entidad mundial que procurará la paz y el dialogo en los conflictos antes que la guerra.

Veinte años separan ambas guerras, y sesenta y cinco nos separan a nosotros de esa última. Y me pongo a pensar en una tercera guerra mundial, pero ya no me imagino el mismo escenario que en las anteriores, puesto que muchos de los países involucrados hoy pareciera que viven en paz. Me pongo a pensar en cual puede ser ese detonante fatal que provoque la reacción de otras naciones en defensa de los más débiles. Y me asusta descubrir que ese escenario podría ser América, igualmente me eriza la piel imaginarme que el detonante pueda ser, por ejemplo un pequeño conflicto limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua, y la intervención de los EEUU ó una ruptura de relaciones entre Colombia y Venezuela.  Al igual que Turquía en el pasado, Costa Rica aún sin tener ejército, estaría siendo parte de la guerra con solo acoger en sus aguas territoriales las naves de guerra de los EEUU.

Y es que Costa Rica encabezaba hasta ahora la lista de países neutrales, seguidos por Finlandia, Irlanda, Suiza y Suecia, una neutralidad que nos daba la confianza de no tomar parte en caso de algún conflicto armado ó una tercer guerra mundial iniciada en América. Esa neutralidad era nuestra protección y nuestro escudo. Pero hoy, nuestro gobierno rompió el hilo, perdimos esa credibilidad ante el mundo, lo perdimos todo.  Ya no podríamos, ni tendríamos la autoridad moral para reclamar esa neutralidad porque insisto, se rompió el hilo y ahora si dependemos de otros para que nos defienda. ¿ Y la paloma ? Esa se escapó…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: