Posteado por: administrador | 11/07/2010

EL HAREM

Leí hoy un cuento que me gustó mucho y paso a contarles y a compartirlo con ustedes, porque me parece una gran comparación.

Dice que en algún lugar existía un Rey que tenía 4 esposas.

A la última de ellas, la cuarta esposa, la amaba profundamente, mucho más que a la otras tres y por eso era la que recibía siempre las mejores prendas, las mejores joyas y el Rey siempre la complacía en todo con lo más fino que se podía adquirir.

A su tercer esposa también la amaba. Esa era la más bella entre las cuatro y la exhibía en otros reinos y en cuanta actividad social él debía estar, pero a su vez, el Rey siempre estaba temeroso de que se fuera con otro, porque era notable que era deseada por muchos.

A su segunda esposa también la amaba. Con ésta era la que más conversaba, porque ella siempre le aconsejaba con sabiduría. Esta era muy amable con él, además de bondadosa y considerada. El Rey siempre recurría a ella cuando se le presentaban problemas.

Su primer esposa era la más leal y solidaria con el Rey y con el Reino. Sin embargo a ésta, el Rey ya no la amaba aunque entre las cuatro ella era la que más amaba al Rey. El apenas si la veía…

Un día el Rey enfermó de gravedad y en su agonía pensó : “ahora tengo 4 esposas pero cuando muera estaré solo en la eternidad”, así que llamó a su cuarta esposa y le preguntó : te he amado más que a mis otras esposas, siempre te he dado lo mejor por encima de las otras, ¿estarías dispuesta a morir conmigo y ser mi compañía para que en la muerte yo no esté sólo?

QUEEEEE!!!! Ni pensarlo mi Rey…. Dio media vuelta y se fue.

Esa respuesta penetró profundo en su corazón como un filoso cuchillo.

Llamó a su tercer esposa y le hizo la misma pregunta.

Nooo!!!! La vida es demasiado bella mi amado Rey. Cuando mueras pienso volverme a casar.

Su corazón se sacudió y su herida se hizo aún más grande y dolorosa.

Hizo llamar a su segunda esposa y con esperanza de que ésta aceptaría su propuesta, le hizo la misma pregunta. Amada esposa, tú siempre has sido mi consejera, mi compañera y mi compañía preferida, ¿estarías dispuesta a acompañarme también en mi muerte?

No mi Rey, esta vez nooo!! Esta vez te voy a enterrar y hasta donde te voy a acompañar ésta vez, es al sepulcro.

Eso destrozó al Rey por completo, pero repentinamente se escuchó una debilitada voz que le dijo : Me iré contigo. Yo te seguiré donde tu vayas siempre, aún en la muerte. Se trataba de su primera esposa, que al mirarla se dio cuenta de que estaba tan delgada, casi desnutrida.

El Rey le dijo : Debí haberte atendido mejor cuando aún podía hacerlo, ahora tendrías que irte conmigo débil y delgada como estás. El Rey finalmente murió, y su primer esposa lo siguió en la muerte tal y como se lo ofreció.

La reflexión es que al igual que el Rey, nosotros también tenemos cuatro esposas ó esposos.

La cuarta esposa es nuestro cuerpo. En él podemos invertir siempre lo que sea para tratar de hacerlo lucir bien y ponerle las mejores prendas, pero siempre nos dejará al morir.

La tercera esposa es nuestra riqueza, nuestra posesiones materiales. Siempre irán a terminar en manos de otro.

La segunda esposa es nuestra familia y amigos. No importa cuanto nos hubieren apoyado y aconsejado ó cuanto nos hubieren amado porque al final y cuando la muerte llegue, lo más que harán es llevarnos a enterrar.

Y nuestra primera esposa, la que casi siempre ignoramos es nuestra alma. Esa que no atendimos cuando podíamos hacerlo es la que nos acompañará después en la muerte.

Por eso mis amigos, empecemos ya nutrir el alma, a fortalecerla, a cuidarla y a cultivarla.

El alma es el más grande regalo que podemos darle al mundo. Por eso debemos hacerla brillar!!!!!

El cuento termina así :

Si alguien toca mi vida, es un privilegio.
Tocar la vida de otros, es un honor.
Pero ayudar a que otros toquen sus propias vidas, es una fuerza muy poderosa que traerá grandes beneficios a todos.

Colorín, colorado….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: