Posteado por: administrador | 08/07/2010

LA PUBLICIDAD EN LA POLITICA

La publicidad juega un papel muy importante en nuestras vidas y en nuestras actuaciones ya que es una forma destinada a difundir o informar al público sobre un bien o servicio a través de los medios de comunicación con el objetivo de motivar al público hacia una acción, consumir determinado producto ó aceptar una información.

A través de la investigación, el análisis y estudio de numerosas disciplinas; tales como: la psicología, sociología, antropología, estadística, y la economía, se llega a desarrollar un mensaje adecuado para el público, y se llega a vender una idea ó producto al extremo de que el consumidor ó las personas llegan a aceptar y a creer que aquel producto ó servicio es el mejor, aún cuando esto no sea del todo cierto.

En materia de política la publicidad también juega ese papel. Y es mediante la publicidad, escrita, radial, visual y actualmente virtual que un gobierno presenta sus acciones de forma tal que convence a muchos de que su gestión es exitosa y por supuesto que siempre esconderá en esa publicidad sus desaciertos ó su verdadera intensión. La publicidad en el gobierno está vendiendo una idea que no necesariamente es la realidad.

Es necesario entender que, el mundo dónde los seres humanos vivimos, en forma espontanea ha ido desarrollando un balance natural y totalmente necesario ha través de la historia. En ese orden de cosas, hay países con riquezas naturales que otros no tienen y que permite el intercambio entre los pueblos. También, hay países que no teniendo esas riquezas, producen bienes y servicios que otras naciones no producen pero que demandan e igualmente eso genera el intercambio y da pie a las economías.

En ese sentido, países como Costa Rica que no tenemos el petróleo que si tiene Noruega, deben basar su economía en la producción de bienes y servicios que otras naciones demandan. Para eso es necesario tener claro cuales son nuestras fortalezas y cuales son nuestras debilidades, en cuales rubros podríamos ser competitivos a nivel mundial y no quedarnos rezagados en éste mundo globalizado en el que nos está tocando vivir.

Pero para qué querríamos un país productivo y competitivo a nivel mundial?

Definitivamente no sería para que quienes gobiernan nos impongan nuevos impuestos y después se repartan las ganancias y sean unos pocos quienes disfruten los beneficios.

Es aquí dónde entra el concepto del “Bien Común”, entendiendo que además del aire que respiramos y el agua que bebemos, las finanzas públicas deben entenderse con un bien común administradas por el Estado y que deben ser utilizadas en proyectos que beneficien a todos por igual.

Una estrategia de los gobiernos es compararnos siempre con países por debajo del nuestro en materia de desarrollo humano dentro de esa estrategia publicitaria de la que hablamos al principio. Así, hacen creer a muchos que el país avanza, que va por buen camino y que no es necesario un cambio. Pero sería más lógico y ambicioso compararnos con países como Canadá, Irlanda ó Noruega, dónde la calidad de vida de una gran mayoría de sus habitantes es excelente y dónde se ha logrado erradicar casi por completo la pobreza. Sin embargo, no se hace porque entonces estarían aceptando que sus administraciones no han sido lo buenas y exitosas que le han pintado a quienes los han colocado en esos puestos.

El autoaumento de salario que se van a recetar -aún siendo inconstitucional- los diputados, el aumento desmedido que se hacen los presidentes ejecutivos de las instituciones del Estado, las pensiones de lujo exageradas e inmerecidas, los abusos en el uso de avionetas y otros recursos del Estado, no sólo son actos inmorales sino que deberían ser delitos contra la ciudadanía porque son actos en contra del Bien Común que como ya dijimos el Estado le administra a los ciudadanos.

El sistema actual, ha venido dándose de forma tal que de una forma u otra, permite esas inmoralidades y brinda impunidad a quienes las cometen, por eso es que quienes viven de la política nunca pensarán ni propondrán hacer los cambios para que esa corrupción no se dé. Es decir, el sistema de autodefiende, y utiliza la publicidad para que la menor cantidad de personas no puedan ver ni entender lo que verdaderamente pasa.

Costa Rica, aunque es un país pequeño en extensión, tiene una riqueza extraordinariamente valiosa que es su gente. Gente que a diario demuestra su capacidad intelectual, su espíritu de lucha y su valentía para afrontar la vida, pero con un único defecto que es siempre esperar a que sea otro el que tome la iniciativa.

Llegó el momento de despertar. Somos una generación de hombres y mujeres llamados a arrebatarle la pluma a los inmorales y empezar nosotros a escribir la historia, pensando en que al mejor estilo de los superhéroes, debemos defender la Tierra en que vivimos, defender la solidaridad entre los seres humanos, la justicia social y defender a capa y espada los principios del Bien Común.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: